You Are Here: Home » Atractivos turísticos » Zócalo de Puebla

Zócalo de Puebla

Zócalo de Puebla

El Zócalo de Puebla no es solo una plancha de cemento rectangular enmarcada por los portales del Ayuntamiento; sino desde la fundación de la Ciudad, ha sido un espacio al que se le han dado numerosos giros.

Empezó siendo un espacio comercial en donde se vendía pan, tela, frutas, aves, etc. Generalmente los encargados de los puestos eran nahuas y por eso en los primeros años se le llamaba el “tianguiz”, posteriormente se llamó Plaza. Los días de mercado eran los jueves y los sábados.

Manuel de Flon en 1801 intento organizar la plaza y mandar algunos de los cajones en los que se vendía ropa al Parían. Pero por  la suciedad que este mercado provocaba en el centro, en 1816 el Ayuntamiento de Puebla decidió pasar el mercado al barrio de Santa Inés y a los Sapos; y en el Zócalo solo se iba a instalar la plaza los jueves y los sábados.

El Zócalo tenía otras funciones: en tiempos virreinales era el lugar dónde se ejecutaban las sentencias que impartía la Audiencia por lo tanto existía una picota de madera y una horca.

Pero no todo era castigos y ventas, tambien  el Zócalo fungía como un espacio para la diversión ahí se representaban obras teatrales, por otro lado en tiempos de fiesta se instalaba una plaza de toros, siendo un espectáculo que gustaba mucho a los poblanos, y algunas veces se hicieron juegos de caballería. Fungía también como escenario para tablaos o bailables de la época.

Monumentos en el Zócalo

La fuente del Zócalo también tiene  historia. En una ciudad tener fuente era importante ya que las casas no contaban con agua y tenían que ir a la fuente a recogerla; a excepción de las casas de personas muy importantes que podían construir su propia fuente.

La primera fuente en el Zócalo de Puebla data de 1557 y se empezó a construir estilo ochavado con cantera, pero no estaba ubicada en el centro de la plaza sino junto al Portal Morelos.  En 1777 se cambia la fuente por una que tenía al Arcángel San Miguel en la punta, y está ya se instaló en el centro de la Plaza; pero en 1878 la cambiaron a la plazuela de San Francisco.

El Palacio Municipal esta ubicado en al esquina nororiente del Zócalo de Puebla

En el centro del Zócalo existió  un obelisco que en 1760 fue erigido por el gremio de platería con motivo de la exaltación al trono de Carlos III.

Este obelisco tenía de base unos 3 metros y una altura de 26 metros, en la base tenia cuatro escudos ovalados con placas e inscripciones traídas desde Tecali de Herrera. En la punta estaba una estatua del Rey. Existen muchos grabados de la época en los que nos podemos dar una idea de cómo se veía un obelisco en pleno Zócalo poblano.

Cuando México fue una nación independiente  se quitó la escultura del Rey, y en su lugar se pusieron: “las armas de la Republica y el águila nacional”.  Con el paso del tiempo se pensó en remover el obelisco al patio de San Javier o que se utilizara como monumento a la Inmaculada Concepción, al final ninguno de estos proyectos se realizaron y el obelisco quedo perdido en el tiempo.

Posteriormente en el centro del Zócalo poblano se puso una estatua ecuestre que vulgarmente se le denominaba “el caballito de Troya”; estaba montada por una figura femenina llamada: “La América”.

Posteriormente se puso un pedestal en el que descansaba una escultura de la Constitución de 1857. Mientras se ponían todos estos monumentos el Zócalo comenzó a ser un jardín; cabe la mención que según grabados de la época estaba rodeada por unas gruesas cadenas, y según Leitcht estas cadenas: “se guardan todavía en una bodega del Colegio del Estado” (habría que buscarlas).

El Zócalo se convirtió en un jardín en 1883, se sembraron árboles, se pusieron las bancas de hierro, los faroles y Eduardo Tamariz diseño un quiosco.

Actualmente el Zócalo de Puebla ha recuperado muchos de los giros que tenía anteriormente: es un espacio para la diversión, se usa como escenario, se representan obras de teatro, es un jardín, cuenta con una fuente principal y tiene monumentos. Podríamos decir que los poblanos hemos recuperado nuestro Zócalo como parte de nuestro patrimonio e identidad regional, esperemos que no dejemos que esto cambie.

Este contenido debe mucho a Hugo Leicht y su libro “Las calles de Puebla”.

WIkipuebla es un portal turístico e histórico, que forma parte de Poblanerías.com y Poblanerías.net.

Scroll to top